martes, 22 de marzo de 2016

Bodegas de Familia Burgo Viejo Rosado 2015




Segunda de las referencias enviadas por los responsables de esta bodega alfareña al objeto de mi cata y análisis personal, hecho que vuelvo a agradecer, tal como ya hice en mi reciente entrada del blog dedicada al vino tinto crianza en edición de añada 2013.
Rosado monovarietal de la casta tempranillo, que aposenta en copa parada un cromatismo rosa frambuesa de marcada intensidad, con una cercanía olfativa que plantea recuerdos de fresas de mata y cerezas, con algunos puntos florales más bien tímidos y un perímetro balsámico que redondea el perfume.
La boca aparece golosa, marca un punto medio alto de acidez, llega fresco al paladar aunque a medida que progresa hacia la fase retronasal lo percibo un tanto alicaído, sin los brillos demostrados en nariz y en el inicio de su andadura por boca.
Retronasal que insiste en los descriptores aromáticos, deslizando un fino tono herbal que camina junto a la fruta roja y a los pétalos florales, añade con más tensión que en nariz un guiño cítrico, finaliza con algún tenue recuerdo balsámico.
Le pediría un escalón más de alcance, ya que finaliza un tanto trémulo.
Lo califico en esta añada 2015 como recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario