lunes, 14 de marzo de 2016

Bodegas Albamar Fusco Mencía 2012



De nuevo mi agradecimiento a esta bodega capitaneada por el incansable hacedor de vinos Xurxo Alba, por colaborar de modo desinteresado con este espacio divulgador de la cultura del vino. Hoy traigo una nueva referencia, la correspondiente a este Fusco, monovarietal de la casta mencía, que de una añada pretérita, he conservado en mi espacio privado, para profundizar con una visión de futuro y ver cómo algunos vinos van progresando en botella. Creo que Fusco ya está en el mercado en una edición de añada 2014 y que probablemente en un breve espacio de tiempo tendremos disponible la de la cosecha 2015, pero es bueno comprobar como a veces una guarda responsable hace crecer los contenidos de cada botella.
Fruta de la varietal mencía procedente de pequeñas parcelas localizadas en las cercanías de los términos municipales de Chantada y Ferreira de Pantón, suelos graníticos, sin utilizar madera en el proceso de vinificado, lo que le convierte en un vino que busca reivindicar la frescura de la mencía de Ribeira Sacra y la identidad propia que la influencia en esa zona de la geografía vitivinícola gallega. Desnuda, sin aderezos.
Y en efecto, y a pesar de ser ya salieron otras añadas al mercado después de la presente, lo cierto es que mi descorche en pleno mes de Marzo de 2016, en caso alguno desvirtúa la condición del vino. Se muestra altivo en frescura y complejidad primaria, sabroso en el paso, jovial y divertido, con escenas cromáticas purpúreas, nariz que destaca en la proximidad aromática recuerdos frutales y florales, alguna nota balsámica y un punto final que asocio con evocaciones de fragancia mineral, punto salino y de granito.
Boca golosa en el arranque, incluye una longitudinal acidez, buenas dosis de frescura, guiños de sutil envolvencia, en donde la fruta vuelve a adquirir protagonismo, mantiene una sugerente lozanía, un hermoso paseo sensorial por las tierras de la viticultura heroíca, con desenfado, con ese nudismo sabroso y natural que emociona y que da una buena idea de la personalidad expresiva de esta varietal.
Franca seña de persistencia, con la retronasal hablando de fruta roja y negra en sazón, flores rojas y violetas, breve gesto de hierbas aromáticas y matorral, afianzando en el epílogo un tono balsámico y un lecho de fina mineralidad, ya percibido en nariz.
Lo califico en esta añada 2012, catada en Marzo de 2016, como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario