jueves, 31 de marzo de 2016

Bodega Burdigala Campo Alegre Verdejo 2014




Repite referencia y por añadidura confianza con este espacio divulgador de la cultura del vino, la bodega española de tres ilustres personajes franceses de este universo, François Lurton, Michel y Dany Rolland. Y lo hace con varias etiquetas de cuantas defiende en el mercado, siendo este monovarietal de la casta verdejo un vino que ya he catado con anterioridad, tal y como hago constar con fecha 9 de Enero de 2015 en otra entrada referida a la añada 2013.
Le toca el turno ahora a la cosecha 2014, vino blanco de la denominación de origen Rueda, elaborado con fruta de la variedad verdejo, vendimiada en parcelas situadas a una altitud de entre seiscientos y setecientos metros y en viñas que acreditan una edad media de veinticinco años.
Con la uva ya en bodega se procede con una maceración con las pieles y en frío que se extiende por un tiempo de entre ocho y doce días, con posterior retirada de las pieles y nueva maceración que dura diez días.
Fermentación alcohólica en tres depósitos diferentes, primer tercio en depósitos de hormigón  ovoides, segundo en barricas de madera de roble francés y el ultimo en acero inoxidable.
Crianza por separado durante cuatro meses, ensamblaje y un periodo adicional de dos meses más, antes de su embotellado.
Catado y degustado durante una reciente comida de amigos celebrada en Palacio de Casafuerte, sirvió para acompañar una ensalada de rulo de queso caprino elaborada con buen gusto por el equipo de cocina de este restaurante de Zarratón.
Copa parada que apunta un cromatismo amarillo brillante con reflejos acerados y pajizos, nariz que desliza recuerdos de fruta cítrica, blanca y tropical, algunas suaves y comedidas brisas herbales y florales, guiños balsámicos y ahumados que redundan en beneficio de los descriptores frutales, dejando en el punto final de la fragancia alguna personalidad tostada que por momentos me ha evocado piñones y almendras.
Boca que abre con nueva guía golosa, traza media alta de acidez, hay una balanza sabrosa de salinidad y amargor que repercute en la expresión del carácter que te traslada el vino en el avance, ligeramente graso y untuoso, estructura y equilibro.
Envolvencia y persistencia, la retronasal abunda en manzana, ciruelas claudia y piña, pera de agua, pizca de membrillo, anisados de hinojo, alguna resina y retornos cremosos que abrazan evocaciones de frutos secos.
Finaliza con largura y un suave y sugestivo punto entre salino y amargo que prolonga su capacidad expresiva. Lo califico en esta añada 2014 como muy recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario