jueves, 3 de marzo de 2016

Bodega Abel Mendoza Jarrarte Maceración Carbónica 2015.



Abel y Maite, La Sonsierra, diversidad de parcelas en la ribera izquierda del río Ebro, tempranillo y fermentación de uva entera. Todo ello representado en este Jarrarte, una de esas referencias habituales en mi blog, que año tras año voy conociendo y catando siempre en el salón de la semana del vino de Ollauri. Traigo a este espacio de divulgación vitivinícola, la edición de cosecha 2015, que enlaza con las anteriores y que sigue derrochando lozanía, frescura, fruta y algunas señas florales en una aromática llena de viveza, que termina contagiando el paso por boca, acreditando un perfil juvenil y magnífico en cuanto a viveza.
En copa parada escenifica un cromatismo apicotado intenso y violáceo, detalles malva, abunda en recuerdos olfativos de fruta roja madura y muy fresca, con algunas notas que en segunda instancia demuestran evocaciones florales y balsámicas, dejando un guiño final de carácter herbal.
Tiene ese concepto que en plan cursilón detalla memorias de caramelos de fresa y frutos del bosque, recordando los legendarios dulces de La Pajarita, santo y seña del Madrid de una época.
Pero centrando la crónica en la boca, el arranque es sabroso, pleno de fruta, jugoso, juega con apuntes dulzones y muy vivos, con una acidez comedida y larga, asoma estructura y equilibrio y profundiza en un efecto espejo de descriptores cuando alcanza el paladar y llena la boca de eso que yo suelo calificar como ducha de fruta.
La maceración carbónica de esta tempranillo de Abel siempre me supone un instante pleno de divertida cata, parlanchina, sencilla pero dicharachera. Jovial y dinámica, ingeniosa.
Tal vez, y lo digo sin dudar, sea esta una de mis maceraciones favoritas de la denominación de origen, por su carga frutal, por su estructura y por una continuidad desde cierta diferenciación en función de cada añada. Una referencia que siempre sale al mercado con señas de buena identidad varietal y con la indudable sensación de que Abel quiere agradar a sus incondicionales.
Conmigo lo consigue. Califico este vino en su cosecha 2015 como más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario