miércoles, 3 de febrero de 2016

Weingut Zilliken Butterfly Riesling 2014.




Mi agradecimiento a los responsables de esta bodega alemana, localizada en la capital de la Verbandsgemeinde de Saarburg, por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura del vino, mediando el envío de varias muestras de sus principales referencias, al objeto de mi cata y análisis personal.
Monovarietal de la uva riesling, con frutos vendimiados a mano en viñedos asentados en suelos de composición pizarrosa, mineral formado en el periodo devónico, y granito negro.
Acredita en su maduración la presencia de fuder, tradicional continente de crianza del Mosel, barrica de roble germano de mil litros.
Comentan en Zilliken con orgullo que sus vinos de la casta riesling a menudo han sido comparados con la mariposa, cuatro alas, fruta, alegría, mineralidad y gracia. Buena comparativa, sin duda, y de ahí le viene el nombre a la criatura.
Añada 2014 de un vino que presenta en copa parada un cromatismo amarillo pajizo con algunos reflejos dorados, buen brillo y sensación estética de cierta densidad, con la nariz que presenta en primer término recuerdos de fruta cítrica, frutos secos, guiño acompotado aún muy suave casi imperceptible, con segunda fase en clave aromática floral, una brisa láctica que acuna el perfume y lleva a evocaciones de aroma balsámico, retornos olfativos que despliegan una buena condición de frescura. La boca arranca con gestos de golosa fruta, bañada en puntas cremosas medias, hay un avance de untuosidad siempre con la traza de acidez en primer término. Acaricia el paladar, planta un perfil aterciopelado, con envolvencia y buena estructura.
Retronasal que trae memorias de pomelo maduro, baumkuchen, pétalos de flores blancas y amarillas, nostalgia de almendras y cierto recurso láctico, acabando en descriptores que identifico como resinas y alguna suave nota mentolada, esta muy ligera.
En la escena que finaliza la cata hay un leve atisbo de mineralidad, que alarga la expresión del vino.
En todo momento son las señas golosas de la riesling quienes dominan.
Lo califico en esta añada 2014 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario