miércoles, 3 de febrero de 2016

Domaine Seilly Pinot Gris Schenkenberg Cuvée Particuliére 2008.




Ultima de las muestras rescatadas el pasado fin de semana del fondo de mi vinoteca climatizada, que pertenecen a la colección de botellas que me fue enviada de modo desinteresado por este dominio vitivinícola de Alsacia. Allí ha estado reservada desde el año 2012, en espera de comprobar un día como progresaba en botella. Y ese futuro llegó el pasado sábado. Puede que de todos los vinos que descorché sea el más evolucionado en cuanto a presencia cromática, de hecho el amarillo dorado lindaba con una frontera naranja ambarino zanahoria, aunque manteniendo un brillo apreciable. Incluso es probable que apreciara en nariz algunas señas oxidativas, ese guiño de manzana madura siempre en clave comedida, de lo contrario no estaría escribiendo esta entrada. Cítricos resultones presentes en la fragancia, con algunas notas silvestres y florales apacibles que escoltan a los descriptores frutales, dotándolos de buen empaque y profundidad. Tiene en el final del perfume un recuerdo balsámico que a título personal me ha referido resinas y eucalipto, este menos intenso que aquellas. Pero fue la boca quien me animó finalmente a escribir la presente entrada del blog. Con una entrada en donde la acidez se hace fuerte con un buen músculo, y mientras el vino avanzaba el sentido de dulzor del vino que abraza la boca y el paladar, con untuosidad y un mérito bien controlado y basado en la sensación de estar bebiendo un vino dulce en el que el corazón de la fruta sigue palpitando, sabrosa y rolliza, aunque veterana. La retronasal habla de manzana reineta horneada, melosidad y ahumados, flores amarillas, resinas y de nuevo el sello de eucalipto, algunos frutos secos tostados y un apunte de higos.
Amplia complejidad y aunque en cromatismo y aromas resulte tal vez unas décimas más allá del nivel justo de equilibrio temporal, la boca le hace justicia y me da cierta razón cuando decidí guardarlo en espera de su noble madurez en botella.
Lo califico en esta añada 2008 catada a finales del mes de Enero de 2016 tras una guarda responsable, entre recomendable y muy recomendable. Aunque sólo sea por sus cordiales equilibrio y complejidad en boca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario