jueves, 4 de febrero de 2016

Cara Nord Celler Negre 2012.




La última de las muestras enviadas por los responsables de esta bodega de la denominación Conca de Barberá, que se elabora con una conjunción varietal de las castas garnacha, syrah y garrut, frutas procedentes de viñas aisladas entre bosques a una altitud media de hasta ochocientos metros sobre el nivel de mar, en parajes abruptos con la cercanía de robles y encinas que forman la flora principal del Parque Natural de las Montañas de Prades y del denominado Bosque de Poblet.
Viñas asentadas en suelos pobres, cuya composición se basa en pizarra, cantos rodados y arcilla calcárea, manteniendo una cercanía con acantilados y escarpadas montañas. Viticultura de montaña, en fin, siempre buscando la protección de la biodiversidad.
En su proceso de vinificado acredita una maduración de seis meses en barricas de madera de roble francés y pincela, tras el descorche y el primer servicio en copa, un cromatismo apicotado intenso y oscuro con reflejos púrpura, apuntando en su proximidad olfativa recuerdos en plenitud de fruta negra en sazón, un punto tostado muy ligero que avanza hacia señas balsámicas, estas redondeando la fragancia. En una sucesiva cercanía aromática aparecen recuerdos que identifico como florales y un fondo perimetral que anuncia cierta sensación mineral, emparentada con recuerdos salinos y de roca húmeda. Boca sabrosa desde el inicio, con la traza de acidez bien delineada, avanza con fruta y jugosas expresiones, tiene envolvencia y unos taninos golosos y maduros, manifestando una sensación de buena persistencia. La retronasal habla de moras y cerezas, con ligeros créditos tostados y especiados, pimienta, y una vuelta de tuerca en cuanto al descriptor balsámico expresado en el paso por nariz, la garrut, también conocida como monastrell, aporta un punto indisimulado y por ello gozoso de dulzor, aroma e intensidad de sapidez, siempre contenida e integrada gracias al carácter menos evolutivo de la garnacha y la syrah, que en el vino son mayoritarias.
Aparece en la retronasal algunas muecas silvestres y florales menos presentes en nariz y acaba con un redondeo de la fruta que prolonga sus sensaciones junto con el guiño mineral también significado en la vía olfativa.
Lo califico en esta añada 2012 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario