jueves, 4 de febrero de 2016

Bodegas Murviedro DNA Classic Bobal 2014.




Mi agradecimiento a los responsables de esta bodega perteneciente, entre otras denominaciones, a Utiel-Requena por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura del vino, mediando el envío de algunas muestras de sus principales referencias.
En concreto he comenzado las catas con este monovarietal de la casta bobal, que en su edición de añada 2014 se elabora con una selección de uvas procedentes de viejas viñas de baja producción. Tras la llegada del fruto a bodega se lleva a cabo un despalillado que va seguido de un ligero estrujado de la uva. Larga maceración bajo control de temperatura con remontados y un fermentado maloláctico, tendente a redondear su vinificado.
En copa parada muestra un color apicotado de buena intensidad y cromatismo, con reflejos violáceos. Nariz que amanece con recuerdos de fruta negra y roja maduras, hay evocaciones de confitura pero sobre todo el vino resplandece por un concepto olfativo de marcada personalidad frutal y balsámica. No expresa excesos de complejidad y sin embargo la nariz se muestra limpia, fresca y con el sello de la fruta madre marcando el espacio que le acredita. 
Boca golosa, con una media traza de acidez, fluido en el paso, exhibe unos taninos sabrosos y maduros, con ese punto que hace salivar y que llama a otra copa. Buena integración del grado alcohólico, con una persistencia agradable y prolongada. La retronasal habla de fresas, cerezas y moras, abundancia balsámica, regaliz y en la fase final un guiño que nos devuelve el carácter de la bobal, brisa suave que me ha evocado a herbáceos, aunque estos siempre comedidos y por detrás de la jugosa fruta. Un vino que en esta cosecha 2014 califico como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario