lunes, 29 de febrero de 2016

Bodegas Martínez Palacios Crianza 2012.



Vino catado durante mi visita al salón de la diecisiete edición de la Semana del Vino de Ollauri, un monovarietal de la casta tempranillo que acredita un proceso de maduración de catorce meses en barricas de madera de roble, dejando en su estampa de copa parada notas cromáticas apicotadas de buena intensidad con reflejos púrpura e insinuaciones grana suaves. Nariz que perfila memorias de fruta roja en sazón, especiados dulces, algunos guiños evocadores de frutos secos, almendra, tostados muy ligeros y un fondo balsámico que le da buena personalidad aromática.
Boca jugosa, tiene buen punto goloso en el avance, con la traza de acidez correcta y prolongada, perfil de vino de la denominación de origen, amable en sus formas, trago fácil, equilibrado y con la bandera frutal siempre en primer plano, si bien en algunos momentos las influencias de la madera sacan la cabeza, aunque sin nublar el rastro de la tempranillo, siempre predominante. Taninos maduros y finos, con una más que aceptable longitud, desliza en la retronasal recuerdos de cerezas y ciruelas rojas, vainilla y lácticos breves, retornos de frutos secos tostados y un concepto de epílogo balsámico bien plantado. Finaliza con buena racha de sapidez.
Lo califico en esta añada 2012 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario