viernes, 19 de febrero de 2016

Barberani Moscato Passito Villa Monticelli 2009.




Una muestra más de las enviadas por los responsables de este dominio vitivinícola italiano al objeto de mi cata y análisis personal, circunstancia que aprovecho para agradecer. Moscato Passito en la edición de añada 2009, elaborado con el método tradicional de secado de uvas al sol, concentrando el azúcar y logrando una estética cromática digna de admiración.
En copa parada muestra tonos ambarinos de buena intensidad, con reflejos dorados y anaranjados suaves y brillantes, sensaciones ópticas de buena concentración y densidad, nariz que apunta memorias de fruta navideña acompotada, piel de naranja, algunos guiños melosos no muy pronunciados, flores y balsámicos en el retorno final de la fragancia.
La boca es equilibrada, con el grado de dulzor acompasado, sin estridencias, señala una buena traza de acidez, con frescura y buena envolvencia, sabroso y amparado en un paso glicérico de media intensidad. Franca seña varietal de persistencia, la moscato pasificada representada con elegancia y suavidad. Retronasal que habla de orejones, membrillo, ciruelas claudia y albaricoque, piel de naranja, toque no muy extenso de boudoir femenino, insinuaciones ligeras balsámicas, resinas, anisados, finalizando con ese contenido aunque sabroso guiño goloso, en donde las influencias dulzonas arman la expresión.
Un vino dulce con la virtud del equilibrio, que califico en esta añada 2009 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario