jueves, 18 de febrero de 2016

Azienda Vitivinicola Romano Clelia Colli di Lapio Fiano di Avellino 2013.




Monovarietal de la casta fiano di avellino, generosa contribución de Juancho Asenjo durante su reciente visita a Haro, en donde nos premió con una magnífica exposición sobre barolos, además de con una galeria de vinos procedentes en su mayor parte de Italia, contribuyendo de ese modo a transmitir una gran sesión de cultura del vino entre los presentes.
Vino blanco responsabilidad del enólogo Angelo Pizzi, que se elabora con fruta procedente de cepas localizadas a una altitud media de quinientos cincuenta metros sobre el nivel del mar, asentadas en suelos de composición arcillosa y caliza, con capas arenosas.
Tras la vendimia manual, con el fruto ya en bodega, se procede con un fermentado alcohólico en depósitos de acero inoxidable, bajo control de temperatura y durante un periodo de entre veinte y veinticinco días. Tras un afinado en idénticos continentes, se embotella mediando un proceso de microfiltración, aguantando durante entre cuatro y seis meses antes de su salida al mercado.
Copa parada que muestra un cromatismo amarillo pajizo brillante con algunos reflejos dorados, manifiesta en nariz recuerdos cítricos ligeros, con un punto de frutos secos y albaricoque, cereal, una nota balsámica suave y un gesto floral que comulga con alguna traza silvestre bastante breve.
La boca escenifica untuosidad, rastro de frescura en el avance, esbelta traza de acidez, envolvencia, con la fruta bien alzada sobre el resto de descriptores, abunda en prolongación, buena bandera de persistencia. Equilibrado, en su fase retronasal insiste en las evocaciones demostradas en nariz, el sello cítrico y de fruta blanca con hueso, escoltado por un fondo de frutos secos, hinojo, heno, cereal, acabando en un notable punto que evoca cierto concepto silvestre.
Lo califico en esta añada 2013 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario