lunes, 22 de febrero de 2016

Azienda Agricola Tessari Tre Colli Recioto di Soave 2011.




Los caminos del vino son inescrutables. Hace ya un tiempo que Cornelia Tessari, propietaria de esta azienda agricola italiana del Veneto, localizada en el municipio de Monteforte d´Alpone, me envío de modo desinteresado algunas muestras de sus referencias al objeto de mi cata y análisis personal.
Hace unos pocos días, y durante la visita de Juancho Asenjo a Haro, tras su exposición del universo barolo, tuvo a bien compartir con los presentes este recioto di soave en la edición de añada 2011. Generosidad que tuvo como resultado, y en pleno postre de la cena, una aclamación generalizada. Uno de esos vinos blancos dulces que levantan los corazones.
Recordé mis impresiones de cata sobre alguna de las referencias que Cornelia me envió y en efecto llegué a la conclusión de que estamos delante de una bodega que hace bien las cosas.
Monovarietal de la casta garganega, fruta vendimiada mediante selección en el viñedo, que acredita una antiguedad media de entre cincuenta y noventa años, cepas asentadas en suelos de composición basáltica y arcillosa y localizadas a una altitud media de entre ciento treinta y ciento noventa metros sobre el nivel del mar. Pasificación de la uva que se produce en la propia bodega de modo natural, con vinificado en depósitos de acero inoxidable durante un periodo de nueve meses y un tiempo adicional de un año de afinado en botella.
En copa parada manifiesta un cromatismo amarillo dorado de buena intensidad y brillo, nariz que llega enmarcada por recuerdos ligeramente cítricos, hay memorias de piña y albaricoque, con un punto de membrillo, dejando en segunda instancia algunos efectos florales y un final de fragancia que comparte un guiño de frutos secos con una fervorosa nota balsámica. Buena complejidad, abriendo en boca con la presencia de fruta, traza de acidez bien delineada, frescura en el avance, untuosidad, media bandera glicérica, envolvencia y equilibrio, perfil de ambrosía. Notable sensación de persistencia, deja en la retronasal descriptores frutales similares a los expresados en la vía olfativa, con flores amarillas, melosidad, almedra tostada y una estilizada huella de sapidez.
De esos vinos que caen, botella completa, sin que nadie se de cuenta.
Lo califico en esta edición de cosecha 2011 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario