viernes, 26 de febrero de 2016

Azienda Agricola Pira Luigi Barolo Marenca 2006.




Otro de los barolo que formaron parte de la masterclass impartida por Juancho Asenjo durante su reciente visita a Haro. En una de las cómodas salas de Bodegas Muga, habilitada al efecto, los presentes pudimos catar y degustar también esta referencia, la segunda de todas ellas que traigo al blog. Monovarietal de la casta nebbiolo, elaborado con frutos vendimiados en la legendaria comune di Serralunga d´Alba, zona vitícola con suelos de composición marga calcárea arcillosa, localizados a una altitud de trescientos cincuenta metros y con cepas que acreditan una fecha de plantación que data del año mil novecientos noventa. Con dos hectáreas de terreno, los viñedos que defiende esta azienda agricola tienen una orientación cardinal sur, suroeste.
Proceso de vinificación que incluye fermentación alcohólica a temperatura controlada durante un periodo de entre doce y quince días, madurando en barricas grandes y pequeñas de madera de roble por un tiempo que se prolonga durante veinticuatro meses.
En copa parada esgrime un cromatismo apicotado de buena intensidad, con reflejos grana e insinuaciones rubídeas, nariz de buen empaque frutal, drupas rojas con algunos guiños suaves de confitura, segunda instancia con recuerdos balsámicos, cierto eje terroso, atisbo lejano de cacao, finalizando con un aroma que se muestra terciario y que empieza a jugar sus cartas, aunque sigue siendo la fruta roja en sazón y levemente amplificada por esos guiños olfativos confitados la que dirige las operaciones.
Boca con envidiable equilibrio, acidez que se extiende con viveza, el vino abre sus brazos con envolvencia y con una nota amargosa que le concede una notable personalidad propia, apuesto por unos taninos maduros y golosos, bien afinados, franca seña de persistencia, con la retronasal que además de las expresiones ya mencionadas procedentes de su paseo olfativo, añade un retorno herbáceo ligero, que se une con la fruta roja confitada, con los balsámicos y con algunos destellos de cacao y cuero, estos no muy marcados. Longitud, finaliza con una punta de terrosidad, que marca su perfil de vino lleno de relieve, dentro siempre de la sutileza de estos vini serralunghesi.
Lo califico en esta añada 2006 entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario