lunes, 11 de enero de 2016

Weingut Hareter Trockenbeerenauslese Chardonnay & Sauvignon Blanc 2010.






Mi gratitud de nuevo hacia el vitivinicultor austriaco Thomas Hareter por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura del vino, mediante el envío, ya en fechas pasadas, de varias muestras de sus principales referencias, algunas de las cuales ya caté y comenté en este blog en entradas pretéritas.
Guardé una en mi recámara de catador y llegada esta Navidad procedí al descorche en busca de una buena evolución en botella para un vino blanco con dulces pretensiones. Un Trockenbeerenauslese de la añada 2010 elaborado con una conjunción varietal de las castas chardonnay y sauvignon blanc, explicando al lector que en esa categoría se incluyen los vinos con más índice de azúcar de la categoría Prädikatswein, cumpliendo el perfl de la noble podredumbre.
Los vinos Prädikat son, según el método alemán y austriaco de calificación, aquellos que tienen un buen nivel de calidad además de unos atributos específicos, siendo en Alemania el más alto nivel de rango vinícola del mercado.
Un muy frutal vino de postre, que enciende en copa parada un cromatismo amarillo dorado de buena intensidad, con recuerdos en nariz que envían sensaciones melosas, fruta blanca y cítrica, con algunas flores amarillas de segunda instancia y un guiño balsámico breve. No esgrime una complejidad excesiva pero lo que sí decreta es un homenaje a la fruta que le da vida, intensa en la fragancia y dominante. Boca golosa, amplia en su concentración de fruta, envolvente y glicérica, pero con el punto de dulzor comedido y sin estridencias. Tiene volumen y una buena seña de persistencia. La retronasal apunta evocaciones de melocotón, manzana golden, piel de naranja, suave longitud floral, dejando para el final una rotunda expresión de fruta y un apunte breve balsámico, casi imperceptible.
Por momentos, durante la cata, parece que estoy dando un mordisco a la fruta.
Armonizado con una buen foie fresco, ligeramente pasado por la sartén y simplemente aderezado por unas esquirlas de sal maldon, una buena lección de como celebrar la Navidad en el calor del hogar.
Lo califico en esta añada 2010 entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario