viernes, 29 de enero de 2016

Weingut Ernst Tribaumer Blaufrankisch Ried Mariental Trocken 2012.




Desde las orillas del lago Neusiedl, en el corazón mismo del Burgenland austriaco, me llegaron una partida de referencias de la bodega Ernst Tribaumer, siempre de modo desinteresado y listas para ser catadas y analizadas del modo habitual.
Uva de maduración tardía, la blaufrankisch es también reconocida con el sobrenombre de pinot noir del este y en Alemania recibe el nombre de lemberger, curiosa coincidencia, ya que hace pocos días comentaba en este blog mis impresiones sobre un vino elaborado en España y acreditativo de esa misma varietal.
La presencia de la madera en esta referencia es bastante equilibrada y tras unos segundos de aireación en copa, la fruta comienza a surgir sin más demora, amplia y en perfil descriptor rojo maduro, escoltado por segundas intenciones especiadas dulces y picantes, hay muchos retornos olfativos que aportan memorias silvestres y balsámicas, anotación esta que hago en mi libreta de cata y que apostillo con un ortigas, eucalipto, hojas de té y tabaco. En cualquier caso es la fruta quien dirige el rumbo del perfume, prolongado e intenso.
La boca es firme, sostenida, buena acidez que aporta frescura y fluidez, diría que es un vino que cuida su paso y que en los escalones finales recrea una ferviente fruta que le otorga una grata personalidad.
Asoman sensaciones que delatan una fermentación maloláctica y esa influencia de la madera que logra algunas señas lácticas más presentes en el avance y la retronasal que en la vía olfativa. Los taninos dejan su marcaje que es jugoso y ligeramente marcado, con un lejano tono de astringencia que sin embargo no condiciona la amabilidad del vino.
Lo definiría como un vino tinto de blaufrankisch, equilibrado, bien afinado por la madera que le da crianza, con una notable expresión de fruta roja en sazón y los sellos especiados, silvestres y balsámicos que redondean su capacidad de expresar.
La retronasal habla de cerezas, frambuesas y ciruelas rojas, algunas señas de pimienta negra y clavo, despliegue intenso de plantas, con el eucalipto como principal guión, finalizando con sapidez y dejando en mi cabeza una calificación de entre recomendable y muy recomendable.
Creo que puede tener un tiempo adicional de afinado en botella, mediando, como siempre digo en estos casos, una guarda responsable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario