miércoles, 27 de enero de 2016

Uvas de Cuvée Zutanita Rosé 2014.




Uno de esos vinos que pretenden alcanzar al público genérico haciendo ruido desde la etiqueta. Zutanita es un rosado cuya responsabilidad enológica pertenece a Thomas de Lagarde y que forma parte de una colección de vinos puestos en el mercado por Cuvée 3000, desde la abierta Ciudad Condal. Las castas varietales garnacha y cinsault conforman la identidad de este vino, que acredita seis meses de permanencia en depósitos de acero inoxidable y que plantea un perfil amable, sin estridencias ni complejidades excesivas, fácil de beber y con la fruta todo lo estirada que puede, aunque en mi opinión tal vez podría tener un punto final de prolongación más esmerado.
Cierto que estos vinos prenden bien en épocas estivales, que surgidos desde el interior de una champanera llena de hielos refrescan y suelen servir de buena compañía para platos marineros, paellas y demás familia, planteadas en comidas y cenas de verano.
Pero quienes catamos y escribimos de vinos, aunque luego los disfrutemos encaramados al caballete de la gastronomía, debemos juzgarlos a palo seco.
En copa parada muestra un cromatismo rosa grosella con algunos reflejos piel de cebolla, deslizando en nariz notas que recuerdan melocotón de viña, algunas cerezas, con un retorno aromático que en segunda instancia recrea memorias florales y un débil descriptor balsámico.
Comienza fresca la entrada en boca, armada de un punto frutal bien delineado, la traza de acidez se muestra con intensidad en el avance, aunque el vino va de más a menos según va llegando al final de la historia. Media persistencia, la fluidez gana terreno a la fruta en la fase final y la retronasal insiste en la expresión olfativa, pero tal vez le falta llegada, ya que en los últimos metros antes de llegar a la meta parece decaer.
Lo califico en esta añada 2014 como recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario