jueves, 28 de enero de 2016

Saverio Basagni Viticoltore Azienda Agricola Monterotondo Riserva Seretina 2011.




Mi agradecimiento a los responsables de esta azienda vitivinícola italiana por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura del vino, mediante el envío de varias muestras de algunas de sus referencias principales. Este Seretina Monterotondo, en edición de añada 2011 y con perfil de vino tinto reserva responde a una conjunción varietal con base mayoritaria de la casta sangiovese, con una pequeña proporción adicional de malvasia negra, siendo elaborado a partir de fruta vendimiada en una extensión de viñedo de cuatro hectáreas, localizadas a una altitud media de quinientos cincuenta metros sobre el nivel del mar. Tras una vendimia manual, y con las uvas ya en bodega se procede con un fermentado alcohólico que tiene lugar en depósitos de acero inoxidable durante veinticinco días bajo control de temperatura, procediendo con una posterior maduración en barricas de madera de roble de Slavonia, que se extiende durante un tiempo de entre veinticuatro y veintiocho meses, añadiendo seis meses más de afinado en botella antes de su salida al mercado.
En copa parada esgrime un cromatismo rojo picota con algunos reflejos grana, asomando en la primera aproximación olfativa algunas notas que en el comienzo muestran un punto de oclusión con respecto a la fruta. Tiempo de aireación, notas tostadas que van abriendo y dejando paso a recuerdos de ciruelas rojas, ligeramente acompotadas, marca balsámica y de frutos secos, aportando hacia el final unos recuerdos torrefactos bastante dispersos. Noto la nariz algo agitada, como si al vino le hiciera falta un tranquilizante en forma de decantado, expresa un punto en el que la influencia de la madera parece amortiguar las expresiones que provienen de la fruta madre.
Boca que comienza algo más equilibrada en cuanto al balance fruta madera, evidencia en el paso una seña ligera oxidativa, no demasiado preocupante, aunque tal vez el alcohol deje una altivez excesiva en algunos momentos de la cata. Taninos golosos y maduros, con la persistencia en clave de media alta intensidad y la retronasal abrazada por señas de ciruelas rojas y cerezas, vainillas y torrefactos, frutos secos y un punto final balsámico muy suave.
Creo que en las dos botellas que he catado del mismo vino y la misma añada, se repiten estas conclusiones y tal vez eche en falta un punto más alto de afinado. Por momentos, este Seretina me resulta un tanto desequilibrado, si bien tampoco lo considero un condicionante excesivo. Lo califico en esta añada 2011 como recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario