jueves, 14 de enero de 2016

Heredad Segura Viudas Cava Brut Reserva.




Caté este cava por última durante una visita a casa de mis cuñados, en la vasco francesa Hendaia, allá por el verano del año 2013, y recuerdo que dentro de un orden incluso admito que me llegó a sorprender. En aquella pasada entrada del blog lo califiqué como recomendable, más por sus formas correctas que por acreditarle altas glorias. Figura en una entrada de este blog que data de agosto del mencionado año, mi conclusión al respeto del contenido de aquella botella.
Ahora que agradezco a los responsables de esta bodega catalana su envío desinteresado de muestras, debo manifestar que su calificación personal ha ido a la baja. Me sigue pareciendo más ó menos correcto, incluso diría que tiene un retorno goloso bastante agradable, pero sin embargo me ha resultado carente de personalidad, con llegada eso sí, pero sin aportar signo alguno de ese tan perseguido temperamento por parte de nosotros, los rara avis de las catas.
Cincuenta por ciento de la casta macabeo, con el resto de la proporción repartida entre las varietales parellada y xarel.lo, aplicando un primer proceso de autólisis de las levaduras con el vino base durante tres meses, antes de ser embotellado, y una segunda que se lleva a buen término en botella, madurando por un tiempo mínimo de quince meses.
Lo que se anuncia como un brut reserva y siempre en función de mi criterio y gusto, podría definirse como un cava de postre, seña dulzona, con la golosa fruta procedente de la influyente macabeo marcando su terreno, cromatismo amarillo pajizo con reflejos dorados y buen despliegue de burbuja fina, anunciando en su expresión aromática señas que recuerdan ciruelas claudia, cítricos, manzana y un golpe breve floral que deja paso a sensaciones de levadura y un fino epílogo balsámico en la retirada del perfume. No esgrime demasiada complejidad, pero sí le reconozco una buena marca de fruta. La boca empieza golosa, siempre la fruta dominante, con una traza de acidez en clave de media alta intensidad, fluidez en el paso y una persistencia muy frutal que sin ser muy prolongada, si marca sus intenciones. Retronasal que acapara fruta y más fruta, pero que desprende del carro de los descriptores el resto de guiones exhibidos en la vía olfativa.
Me ha resultado poco divertido, un tanto plano en cuanto a expresividad, y si bien, y como ya he dicho, no puede achacarse que la fruta no marque su espacio, tal vez he visto algunas fugas en cuanto a su condición de reserva.
Cítricos, ciruelas claudia en sazón y manzana, acabando sin mayor complejidad.
Lo califico entre aprobado y recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario