viernes, 22 de enero de 2016

Carlos Castro Serantes Tomada de Castro Albariño 2014.




Mi agradecimiento a Carlos Castro Serantes por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura del vino, mediando el envío de varias muestras de sus referencias principales.
El buque insignia de sus elaboraciones, este Tomada de Castro es un vino blanco elaborado con uvas seleccionadas de la varietal albariño, y que en lo que respecta a la presente edición de añada 2014 prende la influencia atlántica de este valle de la geografía pontevedresa junto con la cercana ría de Arosa, conformando en copa parada una cromática amarillo pajizo con reflejos dorados suaves, matizando en su proximidad aromática evocaciones de fruta cítrica y blanca madura, con algunas señas florales menos marcadas y un retorno balsámico final que redondea el conjunto de la fragancia, junto con retornos olfativos silvestres que me han resultado bastante incipientes aunque no intensos.
Tiene una buena nota de complejidad en nariz y sobre todo buen nivel de permanencia pues puedo afirmar que algunas horas despues del descorche, la fragancia mantenía un buen nivel.
Boca untuosa y con una traza de acidez bien delineada, apunto un tono de cierta ligera cremosidad en el paso aunque es siempre la fruta y su viveza quien acapara el protagonismo. Afronta un buen cauce salino que se conjuga con la golosa fruta y con el nervio de una acidez que lanza memorias cítricas y que baña el paladar con una frescura que vuelve a irradiar notas balsámicas y silvestres, dejando en el final de la vía retronasal un punto ancho y prolongado para esa ferviente salinidad que le aporta una emocionante continuidad.
Me parece un vino blanco albariño pleno en cuanto a franqueza varietal, que describe la fruta que le da vida con buena fidelidad y que califico en esta añada 2014 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario