miércoles, 20 de enero de 2016

Bodegas Pingón Carramimbre Roble 2014.




En la Plaza Nueva de la villa de Bilbao se agrupan una serie de establecimientos que hacen del pincho y el vino algo más que un certero reclamo para quienes por allí pasean con hambre y sed. Uno de ellos, el Volapié, taberna ibérica, puso delante de mi una sabrosa croqueta de bacalao que pude conjugar con una copa de Carramimbre, vino tinto roble en edición de añada 2014 defendido en el mercado por Bodegas Pingón, localizadas en Peñafiel y acogidas a la denominación de origen Ribera del Duero. Conjunción varietal con base mayoritaria de la casta tempranillo, afinada con un diez por ciento de uvas de cabernet sauvignon, acreditando un periodo de maduración en barricas de madera de roble francés y en menor medida americano, de entre cuatro y seis meses.
En copa parada manifiesta un cromatismo en el que domina un tono apicotado de buena intensidad, con reflejos violáceos, buena concentración de color, estética oscura. La nariz surge con memorias de fruta roja en sazón, algunas señas especiadas dulces ligeras en segunda instancia, complementados por suaves balsámicos y lácticos que aportan mayor consistencia a la fragancia.
En una segunda aproximación olfativa añado a la colección de descriptores algunas notas de perfume floral, rosas rojas. Boca gustosa y equilibrada, con fondo goloso, buena traza de acidez, desplegando dosis de frescura y una jugosa personalidad. Comedidas influencias de la madera, destacando siempre la fruta, también cuando el vino alcanza el paladar. Taninos golosos y maduros, dejando una seña de persistencia prolongada y adjuntando en la vía retronasal recuerdos plenos de cerezas y frambuesas, mayor empaque de pétalos florales rojos, algún punto de vainilla y en el fondo regaliz y una nota cremosa procedente de la madera que siempre queda en segundo plano.
Buena armonía entre pincho y vino, con una croqueta aceptable, en la que los sabores del bacalao se unen con una buena punta de cremosidad, tal vez el exterior podría gozar de una nota crujiente algo más elevada. Califico el Carramimbre Roble en edición de añada 2014 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario