lunes, 25 de enero de 2016

Bodegas César Príncipe Clarete de Luna Rosado 2014.




Gracias a la generosa aportación de mi buen amigo Curro pude catar y degustar el pasado sábado este vino rosado, procedente de la colección de referencias de la bodega César Príncipe, localizada allá donde la deidad guerrera Endovéllico, un torbellino que sin embargo favorecía la agricultura y más en concreto los cultivos vitícolas, decidió poner sus ojos fundadores. En Fuensaldaña, término municipal de la provincia de Valladolid y con el sello de la denominación de origen Cigales, este Clarete de Luna en su edición de añada 2014 vió la luz, formado a partir de una conjunción varietal de las castas tempranillo, albillo, garnacha y verdejo.
Vinificado tradicional con el aporte fermentativo de los depósitos de acero inoxidable, dando en copa parada un cromatismo rosa grosella y granada, con buen brillo, algunas notas cítricas abriendo la descripción olfativa, con sensaciones que recuerdan pera de agua y cerezas, avanzando en la fragancia con gestos balsámicos menos marcados.
La boca abre con una buena traza de golosa fruta, siendo la traza de acidez de una clave media y estableciendo cuando el vino alcanza el paladar algunos matices cítricos aunque en clara disminución respecto al peso aromático. Media señal de persistencia, a mi juicio se le puede exigir mayores cotas de alcance hasta el final de la cata y más allá. Quiero decir que decae un poco en intensidad, aunque el vino me haya resultado correcto.
Retronasal que habla de cerezas, pera roja, limón, sello balsámico circundante y un final que me ha resultado moderado.
Lo califico en esta añada 2014 como recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario