sábado, 16 de enero de 2016

Barberani Luigi e Giovanna Orvieto 2011.




Agradezco a la familia Barberani su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura del vino, mediante el envío de varias muestras de sus referencias principales, algunas de las cuales ya han sido objeto de cata y divulgación en pretéritas entradas de este blog.
Hoy protagoniza esta crónica de cata la referencia Luigi e Giovanna, un vino blanco seco que caracteriza las condiciones de la casta grechetto, con un aporte menor de trebbiano procanico, acreditando un proceso de fermentado que discurre durante seis meses en barricas de madera de roble de veintiocho hectolitros y afinando durante un año más en botella, antes de su salida al mercado.
Aprovechando el cincuenta aniversario de la bodega, y como homenaje a las dos figuras que marcaron la fundación y el devenir de este dominio vitivinícola familiar, que con sus nombres bautizan la presente referencia, este representante de la denominación de origen Orvieto refleja en copa parada una cromática amarillo pajizo brillante con reflejos dorados, amaneciendo en nariz con sensaciones que evocan fruta cítrica y tropical, con notas balsámicas y florales de segunda instancia que redondean la expresividad del vino.
Buena frescura en el arranque, con la boca meciendo un punto de untuosidad, fruto indudable de la fermentación en barrica, traza de acidez bien prolongada, suave y equilibrado en el paso, finalizando con una retronasal que marca memorias de piña, limón y membrillo, un guiño especiado de pimienta y señas finales de resinas y hierbas aromáticas.
Tiene un final ligeramente salino, no demasiado intenso, que prolonga su expresión.
Lo califico en esta añada 2011 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario