domingo, 31 de enero de 2016

Acústic Celler Acústic Blanc 2010.



Otro de los vinos surgidos de mi vinoteca climatizada tras un tiempo prudencial de olvido y reserva, buscando su evolución en botella, alejado del mundanal ruido.
La experiencia enológica de Albert Jané traducida en esta conjunción varietal de las castas garnacha blanca, macabeo, xarel.lo y garnacha gris, sumando una fermentación parcial en barricas de madera nueva de roble francés.
Una añada que decidí reservar y que tras el descorche de ayer mismo, ofrecía un color amarillo dorado brillante, con señas de evolución cromática, aunque pleno en cuanto a estética, fogonazo de colorido. Nariz que asoma con recuerdos de frutas cítricas y blancas, hay un guiño de membrillo, pera de agua, perfume compotado suave, con un ramillete de flores blancas y amarillas en segunda instancia, enarbolado un lecho cremoso en el perfume y maravillando por una compleja expresividad, finaliza con relajadas sensaciones de frutos secos.
Tiene una complejidad aún equilibrada, ni un solo asomo de oxidación, con una fragancia reposada y llena de detalles que evocan frutas y flores. De su evolución se sacan memorias de membrillo y ese golpe láctico que afianza su personalidad.
La boca es sabrosa, hay untuosidad en el avance, huellas cremosas prolongadas, con un punto de manzana horneada y melosa que abraza el paladar y lo llena de amables sensaciones.
La garnacha blanca se deja querer por la macabeo y las otras dos varietales, pero demuestra su peso en el conjunto del vino.
Un auténtico fermentado en barrica que en su madurez postula esos tonos de frutos secos, nueces y piñones, añadiendo envolvencia y buena balanza de fruta y madera. Persistente en grado medio alto, deja en la escena retronasal sugerentes notas que recuerdan cítricos finos, manzana y pera, membrillo y ciruelas claudia maduras, y una sugerencia en forma de mousse que desemboca en flores y en un final marcado por algunos retornos especiados y balsámicos.
Lo califico en esta añada 2010, catada y degustada en los últimos días del mes de Enero de 2016, como muy recomendable.
El paso del tiempo le trata bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario