sábado, 26 de diciembre de 2015

Urki Txakolina Txakoli 2011.





De la denominación de origen Getariako Txakolina y durante uno de mis paseos navideños por la localidad fronteriza de Irún, pude catar y degustar este vino blanco trazado a partir de una selección de uvas de la varietal hondarribi zuri, en una bodega que se localiza en el barrio de Askizu, con el mar y la montaña ejerciendo su influencia en los viñedos propiedad del dominio.
Contrastado y armonizado con un pincho de buey de mar desmigado y coronado sobre el pan por un trozo de langostino, el txakolí dió señas cromáticas amarillo pajizas brillantes con reflejos acerados y verdosos, desplegando en su proximidad aromática recuerdos firmes de fruta cítrica y manzana verde, menores reflejos florales y un punto balsámico que aunque huidizo queda prendido del conjunto de la fragancia. La boca esboza un corazón cítrico bien afinado, sin estridencias, con la traza de acidez y la frescura dándose la mano, la hondarribi zuri acredita su identidad de buen grado, fluidez con medio tono de untuosidad.
Es un vino con alcance, dibujando una retronasal que habla de corazón de limón, un gesto de pomelo no muy estirado, y manzana verde que deja paso a efectos balsámicos, en menor medida florales y en la cuna un recuerdos de ciruelas claudia.
Lo califico en esta añada 2011 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario