sábado, 26 de diciembre de 2015

Marqués de Valcarlos Crianza 2010.





Durante una incursión navideña en Donosti regresé a uno de esos bares con encanto que hace algunos años ya que no visitaba, el Bergara de Gros. Un local de la Bella Easo que reúne la tradición actualizada de los pinchos de esa ciudad con un estiloso marco, dotado de una innegable condición muy personal que junto con la variedad en la oferta de manjares, lo convierten en un templo de la culinaria donostiarra.
De todos los pinchos que pude saborear, tal vez y a título personal, me quedo con el que precisamente lleva colgado el nombre de la ciudad, el donostiarra, una barcaza en donde piparras verdes, cebolleta, anchoa y atún dan un equilibrado testimonio del argumentario gastronómico del Bergara. Si de algo puede presumir este pincho es precisamente de saber enlazar balanza de sabores con una disposición nada compleja, antes bien vista con creces, aunque no siempre bien afinada.
Para acompañar mi picoteo, aposté por el Marqués de Valcarlos, un vino tinto crianza de la denominación de origen Navarra, que en su edición de añada 2010 y con la tempranillo como uva de gala presentó un cromatismo apicotado de buena intensidad con reflejos grana, deslizando en nariz sensaciones de fruta roja madura, con algunos especiados ligeros, tostados y ebanistería, finalizando en apuntes balsámicos que junto a un guiño torrefacto buscan el redondeo del perfume.
Diría que es un vino que acredita un buen equilibrio aromático, si bien es la boca quien más cuenta da de su firmeza, con el arranque bien trazado, despuntando una buena nota de fruta y acidez, hay frescura y estructura, dejando en la persistencia buenas notas de largura. Retronasal que habla de cerezas y ciruelas rojas, con finura tostada, algunos prontos balsámicos y en el final sentido de muy débil salinidad.
Lo califico en esta añada 2010 como recomendable.
Vino del Grupo Faustino, que en cierta medida, enlaza con los vinos de Rioja, y que supone una propueta amable para cualquier poteo urbanita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario