jueves, 3 de diciembre de 2015

Celler Masia Can Tutusaus Nuet Blanc 2014.




Hijo de Raimon Badell y Ferran Gil, este Nuet Blanc en la edición de añada 2014 se edifica gracias a una conjunción varietal de las castas xarel.lo y viognier, frutos vendimiados tras prácticas de cultivo ecológico que comenzaron allá por el año 1998 y que hoy en día abarcan a todo el viñedo, según certificado del Consejo Catalán de la Producción Agraria Ecológica.
Asusta un poco el concepto utilizado por esta bodega, radicalment ecològic, y sin embargo cuando se procede al descorche, nada que haga pensar en gestos radicales, puede que si en matices ecológicos que presumen de suavidad y buena fruta.
Ni es un vino complejo ni a buen seguro pretende serlo, apuntando en copa parada matices cromáticos amarillo pajizos, con alguna insinuación dorada ligera y un brillo bien presente. Nariz que anuncia recuerdos de fruta cítrica, con algún esbozo de fragancia a manzana verde, con motivos florales menos marcados, dejando para el final detalles balsámicos y suavemente herbáceos.
La boca es suave y amable desde el primer instante, arranca con una contenida traza de acidez que va ganando terreno y toma el pulso a la cata, deslizando frescura y un equilibrio indudable.
Exhibe una buena prolongación, sedoso, con la retronasal que manifiesta recuerdos de limón y pomelo, ciruelas claudia, manzana y tras una cortina floral, un epílogo que se muestra balsámico y que deja notas de muy fino y sugerente amargor, estas dando longitud a la expresividad del vino.
Lo califico en esta añada 2014 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario