jueves, 31 de diciembre de 2015

Caves Llopart Néctar Terrenal Cava de Postres.







Agradezco a los responsables de este dominio vitivinícola catalán su desinteresado envío de esta muestra de su cava de postres, Néctar Terrenal lo llaman, haciendo mención así a la bebida de los dioses, pues tal y como yo lo entiendo pocas fases de una buena comida hay tan bendita como el plato que la cierra. ¿Qué mejor manera pues de bautizar una tarta de manzana con su tradicional y crujiente hojaldre, surgido de los hornos legendarios de la Pastelería Garicano de Donosti, localizada en el Paseo Errondo de la Bella Easo?.
Proporción paritaria de las castas xarel.lo y parellada, con licor de expedición, la maduración en barrica y una crianza mínima en botella de dieciocho meses aportan a este cava una condición elegante y suave, con un profuso despliegue de burbujas tras su servicio en copa, pincelando un cromatismo amarillo dorado y brillante, desliza en nariz sensaciones que evocan fruta cítrica algo confitada, ciruelas claudia, membrillo, siempre con un perfil de ligereza aromática, la fruta y un matiz goloso se unen, finalizando en algunas memorias florales y un apunte balsámico menos marcado.
Magnífica expresión en boca, apacible y controlado, hay señas de untuosidad, pero sobre todo es el punto de frescura el que le aporta personalidad, sin que los detalles que evocan la silueta semi dulce enfoquen empalago. Equilibrado, muy altivo en cuanto a su capacidad de expresión frutal, se deja beber con profusión, la botella se vacía sin esfuerzo durante una reunión de amigos.
Lo califico entre recomendable y muy recomendable.
Acompañando la tarta de manzana de Garicano, provocó unos merecidos aplausos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario