jueves, 24 de diciembre de 2015

Bodegas y Viñedos Artuke Pies Negros Cosecha 2013.





Los vitivinicultores Arturo y Kike De Miguel defienden con su impecable labor la defensa de la tradición, entendida no como palabra vacía de contenido, sino como un homenaje a los abuelos, ancestros que elaboraban con el magisterio de la experiencia, de la vendimia anual, de los múltiples agentes externos que condicionan una cosecha, como con el primer pisado de la uva con los pies desnudos. De ahí nos complacen con este vino tinto apodado Pies Negros, reconocimiento a los procesos de elaboración que aparecían exentos de tecnicismos endomingados, de palabrerías y prepotencias, de altanerías más trazadas de cara a la galería que a la luminosa realidad de la cultura del vino.
Noventa porcentual de la casta tempranillo, con el aporte restante dedicado a la graciano, acreditando una maduración de catorce meses en barricas de madera de roble francés, mayoritario, y americano de primer, segundo y tercer año, fruta procedente de parcelas propiedad del dominio localizadas en los términos municipales de Abalos y San Vicente de la Sonsierra, buscando siempre los racimos en las zonas de mayor altitud.
En copa parada defiende un cromatismo apicotado de buena intensidad, con buena capa y profundidad, mostrando reflejos violáceos. La nariz muestra una buena fragancia, con fruta roja y negra en sazón, balsámicos y lácticos, estos en menor medida dan un perfume intenso, lleno de sensaciones, que afianzan la personalidad extensa del vino.
No digo que el Pies Negros en esta añada 2013 sea un vino complejo, pero sí es ante todo sincero, honesto, uno de esos vinos que hacen de las labores viticultoras riojanas su principal virtud.
Buena persistencia, aromas y sabores de fruta que se cuelan por nariz y garganta, que llenan y se regocijan con llegada y pegada.
Retronasal que abunda en ciruelas rojas, cerezas, moras, con algún fino guiño tostado, lácticos y balsámicos afianzados, estos en mayor medida que aquellos, finalizando en buen concepto de sapidez.
Tiene un brillo fluído en las formas y en el fondo todo un gran corazón de fruta y vino.
Lo califico en esta añada 2013 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario