domingo, 6 de diciembre de 2015

Bodegas Lecea Blanco 2013.




Durante una reciente visita a Bodegas Lecea, localizadas en el legendario e histórico Barrio de las Cuevas de la localidad de San Asensio, pude disfrutar entre otras referencias de este vino blanco seco de la denominación de origen Rioja, que me fue facilitado por el propietario de las mismas, el amable Luis Alberto Lecea, hasta hace muy poco presidente del Consejo Regulador.
Elaborado mediante una conjunción varietal de las castas viura y chardonnay, este detalle le hace merecedor de una atención especial, ya que no es habitual encontrarnos en Rioja con vinos que lleven colgada la etiqueta de esa uva blanca que fue bautizada con el actual nombre, en el Congreso de Ampelografía de Chalon-sur-Saône, allá por el año 1896.
Chardonnay de Rioja que Lecea conjuga junto a la viura, en un vino de especial frescura y cierta untuosidad, que arma en copa un cromatismo amarillo pajizo con algunos reflejos dorados suaves, buen brillo, deslizando en su proximidad aromática recuerdos de fruta cítrica, manzana, sensaciones herbáceas bien perfiladas en segunda instancia, recogiendo en el final un punto balsámico breve pero bien presente.
La boca arranca con empuje y mucha fruta, tiene una traza de acidez prolongada e integrada, un guiño glicérico que dota al vino de personalidad propia, con volumen y buena seña de equilibrio. Tiene alcance, llegando al final de la cata con viveza.
La retronasal circula en torno a evocaciones de manzana y limón, ciruelas claudia maduras, se intuye un retorno de membrillo, abunda en matices herbáceos y en ese golpe final que abre una puerta a las memorias balsámicas.
Lo califico en esta añada 2013 como muy recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario