domingo, 20 de diciembre de 2015

Bodegas Conde de Iscar Fideles Intenso Verdejo 2014.




Fue en el pasado mes de setiembre cuando publiqué otro de los vinos de esta bodega, tras el envío desinteresado que sus responsables me hicieron de varias de sus referencias.
Aquel Buenpuerto Verdejo 2014 me pareció un vino verdejo de los de trago fácil, correcto sin demasiadas otras aseveraciones positivas.
Y es que haciendo uso de la sinceridad que me caracteriza, debo confesar que el tratamiento que se le de a la uva en el viñedo y después en la bodega es básico para distinguir la excelencia entre la paja.
Aquel Buenpuerto me resultó bastante agradable dentro de unos cauces de simplicidad.
Cuestión diferente he apreciado en este Fideles Intenso Verdejo 2014, elaborado con uvas de esa varietal procedentes de un viñedo con una producción menor a los ocho mil kilos, con control de campo y vendimia nocturna.
Fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable, con reposo sobre lías durante cuatro meses bajo control de temperatura.
Desde el respeto que me merece el trabajo del prójimo debo manifestar que no he visto en este vino la finura de su hermano, bastante pesado en nariz y aunque fluído en boca, un tanto corto en su alcance y llegada al final.
Amarillo pálido con algunos reflejos verdosos e insinuaciones doradas, manifiesta en nariz una carga frutal que repasa cítricos, fruta blanca con hueso, manzana golden y una tímida seña evocadora de ciruelas claudia maduras. Tiene expresión frutal en el perfume, pero también algunos detalles de los que no me suelen gustar en algunos de los vinos de esta variedad, y que no citaré por ser de sobra conocidos.
Ese gesto percutor deja paso a una boca de menor alcance, trazada con más ligereza, acidez de media seña, algunas notas que llegan por la influencia de las lías y que hablan de cremosa textura y una persistencia no demasiado prolongada. A mi juicio es un vino que plantea cierta distorsión entre lo reflejado en nariz y lo que manifiesta en boca, planteando en la retronasal un sentido frutal muy similar al promulgado en la fase olfativa.
No me ha gustado, e insisto que desde la sinceridad y el respeto, lo digo.
Lo califico en esta añada 2014 como decepcionante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario