jueves, 24 de diciembre de 2015

Bodegas Carlos Serres Crianza 2011.




Una referencia ya clásica en mi blog que me gusta catar añada tras añada y compartir con mis lectores por considerar que es, seguramente, uno de los vinos tintos crianza de mejor baremo calidad precio de cuantos figuran en el mercado referidos a la denominación de origen Rioja.
Saben los seguidores habituales de este espacio divulgador de la cultura del vino que no es parte de mi labor incluir precios en los textos que redacto, y no lo hago más que nada por considerar que mis juicios sobre el vino deben carecer de consideraciones de ese tipo, siendo además de gran facilidad encontrar los precios en las páginas de internet sin que tenga que ser un servidor quien alumbre al personal en esa materia. El vino es vino, en efecto, y entrar en competiciones de vinos baratos y caros, se escapa del concepto que yo tengo sobre esta fascinante cultura.
El crianza de Carlos Serres en la edición de cosecha 2011 y en su perfil de vino crianza de Rioja se elabora con una conjunción varietal de uvas de las castas tempranillo y garnacha, acreditando una maduración de catorce meses en barricas de madera de roble francés y americano.
En copa parada muestra una cromática apicotada de buen brillo, con reflejos púrpura y grana, deslizando en su proximidad aromática recuerdos de fruta roja en sazón, con especiados suaves y tostados, que cunden en la redondez del perfume, mostrando alguna seña balsámica y láctica, y esbozando una fragancia muy en clave Rioja.
La boca arranca con buen tino, acidez prolongada, equilibrada sensación de frescura, con un paso amable y sabroso, que se recrea en ciertas dosis de elegancia, siempre manifestando un respeto por la balanza entre fruta y madera.
Buena seña de persistencia, con la retronasal relatando memorias de ciruelas y cerezas, alguna vainilla, con un punto balsámico en el centro y un final que envía evocaciones torrefactas y tostadas.
Finaliza con sapidez y alcance.
Lo califico en esta añada 2011 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario