lunes, 28 de diciembre de 2015

Bodegas Araico Martínez de Cañas Crianza 2012.




Bodega de origen familiar enclavada en el término municipal de Villabuena de Alava, que dispone de viñedos en propiedad que acreditan una media de antiguedad que oscila entre los treinta y los cien años y que defiende en el mercado este vino tinto crianza que en su edición de añada 2012 sirvió de enlace para una merienda cena navideña de amigos que tuvo lugar en la localidad francesa de Socoa.
Conjunción varietal de uvas de tempranillo, mayoritarias, y viura, esta en un diez porcentual, procediendo en el vinificado con una fermentación carbónica de uva entera, con prensado artesanal del fruto y posterior maduración en barricas de madera de roble francés y americano durante dieciseis meses.
En copa parada exhibe un cromatismo apicotado de buena intensidad, con reflejos púrpura y grana, matizando en la cercanía aromática recuerdos de fruta roja en sazón, algunos retornos tostados y especiados, dejando en segunda instancia memorias balsámicas que redondean el conjunto de la fragancia.
La boca abre con un punto de fruta bien apañado, un despliegue de acidez comedido y una envolvencia en la que la fruta se une con algunos destellos lácticos y procedentes de la madera, con los tostados y los especiados escoltando a la fruta, que en cualquier caso domina en el avance. Tiene unos taninos golosos y marcados, con un punto suave de astringencia, nada molesto, bien alineado.
Franqueza varietal, la tempranillo abrazando el paladar, con la retronasal enviando detalles de cerezas y ciruelas rojas, ebanistería y tostados, acabando en balsámicos y en sapidez.
Uno de esos vinos de Rioja, afables y con buena balanza de fruta y madera, que califico en esta añada 2012 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario