martes, 15 de diciembre de 2015

Bodegas Al Zagal Sauvignon Blanc 2015.



Mi gratitud para los responsables de esta bodega andaluza por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura vitivinícola, mediante el envío de varias muestras de sus principales referencias. La primera en ser descorchada ha sido este vino blanco seco monovarietal de la casta sauvignon blanc que en su edición de añada 2015 representa bien el modo de hacer de esta bodega enclavada en la comarca del Marquesado del Zenete, a una altitud media de poco más de mil metros sobre el nivel del mar.
Vino blanco joven sin paso por madera, que en copa parada exhibe un color amarillo pajizo con reflejos verdosos, buen brillo, mostrando en su proximidad aromática recuerdos finos de fruta blanca, alguna seña cítrica contenida, con un despliegue muy varietal, añade en segunda instancia sensaciones florales y herbáceas. Presenta evocaciones de jazmín y flor de azahar, incluso de genista anglica. La boca es densa, tiene peso, con una acidez en clave de media alta intensidad, sustancioso, la fruta aparece con insolente potencial, a ratos el vino se me antoja poco liviano, si bien hay que reconocerle franqueza varietal pero en mi opinión tal vez precisaria de algunas maneras menos obesas, un escalón más de finura.
Buena persistencia, tiene llegada hasta el final, aprobando en la fase retronasal memorias de pera de agua, ciruelas claudia, piña, desarrollando a continuación evocaciones florales y herbáceas similares a las expresadas en la vía olfativa.
Lo califico en esta añada 2015 como recomendable.
Puedo pedir, ya lo dije, un punto más arriba en cuanto a delicadeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario