miércoles, 25 de noviembre de 2015

Lagar de Cervera Pazo de Seoane Rosal 2014.





Gracias a la generosa aportación de mi buen amigo Juanjo he podido catar y degustar este vino blanco procedente de la sucursal gallega del grupo La Rioja Alta, y elaborado con frutos procedentes de Finca Viña Cervera, enclavada en el término municipal de O Rosal, en donde están ubicadas las parcelas más veteranas de la bodega Lagar de Cervera, una de la cuales da nombre a este vino, Pazo de Seoane.
Elaborado con una base mayoritaria de la casta albariño, un ochenta porcentual, con el aporte restante destinado a uvas de loureiro blanca, tras una primera selección del fruto a píe de viñedo, se procede con una vendimia manual, seguida ya en bodega por una mesa de selección que precede a un proceso de prensado bajo atmósfera inerte y control de temperatura, llegando al decantado y a una fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable, en donde las lías y los bazuqueos periódicos aportan una buen empaque al vino. Las dos varietales se manejan por separado, de modo individual, procediendo al ensamblaje final que precede al embotellado.
Vino blanco pleno de lozanía, con presencia cromática que en copa parada se exhibe amarilla pajiza brillante, con ligeros reflejos verdosos y algunos débiles dorados. Hay notas visuales crepitantes, juvenil y chispeante, con la cercanía en nariz que deja recuerdos cítricos, manzana verde, incluso un leve punto de fruta tropical, en segunda instancia apunto flores blancas y amarillas, balsámicos, guiños golosos en el centro del perfume, con una insinuación de membrillo y ciruelas claudia en sazón, con un final que expresa cierta salinidad, esta no demasiado marcada pero presente.
Boca fresca, llena de pinceladas de lozanía, la fruta siempre imperante, aparecen las influyentes lías, con un avance de untuosidad, los balsámicos focalizan junto a los descriptores frutales la retronasal y la persistencia, el paladar se deja acunar por movimientos rítmicos en donde el vino alcanza los mejores momentos de protagonismo.
Retronasal acaparada por la fruta, gran escenario que comprende limón, manzana, ciruelas claudia, membrillo, piña, lichis, y una segunda zona de escenario que deja escapar descriptores florales, balsámicos y salinos.
Gran virtud la de su equilibrio.
Lo califico en esta añada 2014 como muy recomendable.
Un vino blanco joven que deja clara la personalidad de la gran zona vitivinícola de la que procede la fruta utilizada para su elaboración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario