miércoles, 4 de noviembre de 2015

Bodegas y Viñedos Varal Tinto Joven 2014.





Mi agradecimiento a los responsables de esta bodega familiar enclavada en el municipio de Baños de Ebro por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura vitivinícola, mediando la entrega en mano de varias muestras de sus referencias principales.
Comienzo con mis impresiones acerca de este tinto joven en la edición de añada 2014, un ejemplo de los vinos más tradicionales de Rioja, elaborado con una base mayoritaria de la casta tempranillo, con un aporte del diez por ciento de viura, frutos procedentes de una vendimia manual, seguida ya en bodega por un proceso de maceración carbónica, fermentación de uva entera, mezclándose azúcares y levaduras. 
En copa parada muestra una cromática apicotada intensa con reflejos violáceos, buena presencia, deslizando en su cercanía aromática sensaciones que recuerdan los descriptores habituales en los vinos de este perfil, con fruta roja y negra maduras, algunos guiños de flores rojas y violetas, balsámicos muy sugerentes que completan el perfume, fragancia lozana, fresca y emergente, amable en cualquier caso.
Boca que arranca con buena dosis de jugosidad, la fruta retozando en la extensión del avance, buena traza de acidez, aporta frescura y destaca por una insinuante sedosidad que aliada con los detalles refrescantes lo convierten en un vino que destaca por su carácter pleno de viveza, abrazando el paladar y colmándolo de muy sabrosas notas frutosas.
Buena estructura con taninos marcados y golosos, apostando por una buena persistencia y una retronasal que acredita recuerdos de cerezas, fresas y moras, golosura, pétalos florales rojos y violetas, añadiendo en el fondo un guiño de regaliz muy suave que se integra en el conjunto aportando buena franqueza varietal y una sabrosa sapidez final.
Lo califico en esta añada 2014 como muy recomendable. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario