domingo, 8 de noviembre de 2015

Bodegas y Viñedos Varal Crianza 2012.




Segunda de las muestras enviadas de modo desinteresado por los responsables de esta bodega enclavada en la localidad riojano alavesa de Baños de Ebro, en donde San Bartolomé es santo y seña, y en donde hasta los primeros años del siglo pasado se alejaban los males del pueblo quemando un muñeco que representaba al traidor Judas.
El crianza de Bodegas Varal en su edición de añada 2012 está elaborado de modo monovarietal con la uva tempranillo, con un aporte de maduración en barricas de madera de roble francés y americano de catorce meses. Fruta vendimiada en parcelas cuyas viñas acreditan una antiguedad media de entre treinta y cuarenta años.
He acompañado la cata y degustación de este vino con un plato de salsa, un guisado de zancarrón de ternera, pleno en sustancia y condición.
En copa parada escenifica un cromatismo apicotado con reflejos púrpura, deslizando en su cercanía olfativa recuerdos de fruta roja y negra maduras, algunos tonos especiados dulces, tostados ligeros y en el punto final una fragancia balsámica que redondea el perfume. Buen equilibrio con las evocaciones de fruta y madera bien integradas y conjuntadas, sin que la influencia de la barrica pese más que la nota procedente de la uva tempranillo, esta siempre presidiendo la expresión del vino.
Si es cierto que tras el descorche y el primer servicio, precisa de unos minutos de aireación, aunque no le cuesta demasiado tiempo enseñarnos su verdadera carta de identidad.
Boca con buena viveza en cuanto a los matices golosos y refrescantes de la fruta madre, longitud en el alcance, buena envolvencia en el avance, tiene un punto de astringencia que se plantea en las encías, pero que en cualquier caso aporta personalidad al vino, sin resultar molesto ni percutor en exceso. Tanicidad marcada y con amplitud golosa, franca persistencia, dejando en la memoria retronasal recuerdos de moras y cerezas, con segunda instancia para vainilla y tostados, finalizando con un ligero punto de regaliz y amplia sapidez.
Me ha gustado su potencial en cuanto a envolvencia y esa notable sensación de buen equilibrio.
Lo califico en esta añada 2012 entre recomendable y muy recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario