sábado, 31 de octubre de 2015

Septem Eremi Puro Albillo 2014.




Mi gratitud a los hacedores de este vino blanco procedente de San Martín de Valdeiglesias, acogido a la denominación de origen Vinos de Madrid, por el envío desinteresado de esta muestra de un monovarietal de la casta albillo real bautizado con el sello Septem Eremi y enderezado a base de frutos procedentes de viñas que acreditan una antiguedad media de entre cuarenta y setenta años. 
Vendimia de agosto con selección manual en el viñedo, y ya en bodega una recepción de las uvas con proceso prefermentativo pelicular en frío prolongado durante un periodo de entre uno y dos días, despalillado y prensado suave. Paso posterior a barricas de madera de roble francés donde permanece durante nueve meses.
En copa parada esgrime una cromática amarillo pajiza con reflejos dorados, buen brillo. Nariz esbelta en cuanto a condición de complejidad, vino blanco seco y floral, con algunas notas golosas suaves que delinean una fragancia delicada pero expresiva, destellos de fruta cítrica y algunos tonos que me han evocado ciruelas claudia y membrillo.
Boca equilibrada y llena de encanto en el avance, mantiene viveza y buena frescura, con una traza de acidez bien prolongada, untuosidad, apunte glicérico fino, detalles de envolvencia y buena personalidad, esta amplificada cuando la retronasal apuntala similares evocaciones a las desplegadas en la fase olfativa. Longitud y emocionante persistencia, con la fase final de la cata amparada por memorias de ciruelas claudia, manzana golden, fruto de membrillo, flores blancas y amarillas, alguna insinuación balsámica ligera y un detalle untuoso muy relacionado con la varietal que parece expresar lácticos. Finaliza con un sugestivo punto de amargor que redondea el conjunto y prolonga las sensaciones que aporta el vino.
Lo califico en esta añada 2014 como muy recomendable.
De ser considerada uva de mesa durante gran parte del siglo XX, la albillo real es ya una varietal más que digna a la hora de elaborar vinos con garantía de equilibrio, intensidad y propia personalidad.
Sabroso, caricia para el paladar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario