martes, 20 de octubre de 2015

Gonzague Maurice Vigneron Clos du Pavillon 2011.



Segunda de la muestras enviadas de modo desinteresado por el viticultor y hacedor de vinos Gonzague Maurice al objeto de mi cata y análisis personal.
Monovarietal de la casta merlot, elaborado con frutos procedentes de una parcela de poco menos de media hectárea, asentada sobre suelos de composición argilo calcárea, viñas que acreditan una antiguedad de treinta y cinco años. Vendimia manual, procediendo en bodega con una primera fermentación alcohólica que tiene lugar en depósitos de hormigón a baja temperatura controlada, compartiendo estos el protagonismo en la crianza del vino junto a una proporción similar de barricas de madera de roble francés de uno y dos vinos.
En copa parada enseña una cromática apicotada intensa con sensación óptica densa y profunda, reflejos violáceos. Nariz que desliza recuerdos de fruta negra en sazón, terrosidad en la retaguardia, algunos matices silvestres, ampulosidad en la fragancia, flores violetas y un guiño balsámico que finaliza la expresividad.
La boca es jugosa, afronta el avance con salinidad y sapidez, media alta traza de acidez, frescura en la prolongación, desplegando fruta y frescura, con fortaleza en el progreso, sustancioso.
Taninos sabrosos y robustos, bien marcados, con la persistencia evidenciando corpulencia y largura.
La retronasal habla de arándanos y moras, ciruelas negras, flores violetas, y un punto balsámico que redondea el conjunto y que da una personalidad efectista al final de la cata.
Es un vino de buen equilibrio, con la fruta muy bien delineada, intenso y con volumen.
Lo califico en esta añada 2011 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario