martes, 1 de septiembre de 2015

Cervezas : Falken Brewing & Sesma Brewing Smoke Bros.



Agradezco a los responsables de estas dos elaboradoras de cerveza su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura gastronómica en general, mediante la entrega en mano de varias muestras de esta referencia, que surgió de una colaboración mutua.
En realidad fue el propietario y hacedor de las cervezas Falken Brewing, Oscar Gutiérrez, quien tras contactar por teléfono tuvo la gentileza de acercarse desde Vitoria a Haro para concederme el privilegio de catar y escribir de sus elaboraciones.
Mi primera cata tuvo como protagonista a esta smoked porter, sugerente y divertida, que como sus autores afirman en un rincón de la chispeante etiqueta que engalana la botella, "como divertirse jugando con los ingredientes, es una prueba de concepto alrededor de la madera, la malta y las levaduras¨.
En su proceso de elaboración se incluye un proceso de ahumado manual de maltas, finalizando con una inoculación de dos cepas diferentes de levadura. Es ese ahumado, que se lleva a cabo con una selección de maderas de melocotonero y manzano, el que aporta una gran medida de la sabrosa personalidad que aporta Smoke Bros durante su cata y degustación.
Una buena integración de malta de cebada, agua, levadura y lúpulo, que da lugar a una cerveza intensa y esbelta al mismo tiempo, que a medida que reposa en la jarra y gana temperatura, va creciendo en complejidad aromática y en rango gustativo, fortaleciendo su condición, afinando los contrastes entre acidez, amargor y golosura.
Color oscuro, con reflejos pardos, primera aproximación olfativa que recrea sensaciones de cacao, granos de café tostados, caramelo, ahumados y algunos tonos que me han dejado memorias de pastelería, incluso y ya en segunda cercanía aromática apunto memorias balsámicas.
El despliegue de espuma, de un trazo cromático beige, es llamativo cuando la botella se destapa y tras el primer instante de servicio en jarra, poco a poco va declinando, aunque su tiempo de estancia es prolongado.
En boca es una cerveza cremosa, con la nota de amargor presente y bien integrada, apunta en el avance un buen reflejo de acidez y golosas intenciones, ahumados y tostados se conjugan para agradar al paladar. Viveza y personalidad, divierte y refresca. Muy equilibrada.
Bebida con calma, y dejando, como ya he dicho antes; que vaya templando en jarra, termina por expresar todo lo que quiere y puede.
La califico como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario