miércoles, 19 de agosto de 2015

Prada a Tope Palacio de Canedo Maceración Carbónica 2014.




Agradezco a los responsables de Prada a Tope su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura vitivinícola, mediante el envío de dos muestras de sus referencias principales.
Palacio de Canedo es un nombre con simbología, casona cuya construcción data del siglo XVIII y que se localiza en la localidad del municipio berciano de Arganza, que da nombre a la edificación y por ende a este vino que forma parte del proyecto empresarial de Jose Luis Prada.
Canedo y Prada, a tope y de la mano.
Maceración carbónica de la varietal mencía, que asoma en copa parada una cromática apicotada intensa con estéticos reflejos violáceos, deslizando en nariz fragancia con recuerdos a frutos rojos en sazón, con algunos matices de drupas negras y un fondo que manda evocaciones de pétalos florales rojos y violetas. Finaliza con un guiño balsámico no demasiado rotundo, que redondea el perfume.
La boca me ha resultado muy sabrosa, con la fruta siempre dirigiendo el guión, ensalzando la frescura que se despliega gracias a una traza de acidez prolongada y bien controlada. Fluidez en el avance, alcanza el paladar y lo mece en una jugosa cortina de la que sobresalen de nuevo los brotes de la fruta madre, esa mencía del Bierzo que personalmente tantas alegrías me da.
Franca señal de persistencia, con una sabrosa retronasal que escenifica cerezas, fresas de mata, frambuesas y moras, con un eje cítrico bien integrado que logra un matiz crepitante, ya expresado con anterioridad, pero que en esta fase declara sus intenciones en un nivel más arriba.
Finaliza con un sello balsámico que por momentos puede parecer herbáceo, pero que personalmente identifico más con mentolados, aunque en baja intensidad.
Desde esa salivación, desde esa viveza, califico esta añada 2014 de la maceración carbónica Palacio de Canedo como muy recomendable.
Limpidez y buena fruta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario