sábado, 15 de agosto de 2015

Cvne Reserva 2011.


Vino catado y degustado durante una reciente visita a la tienda de la bodega en donde fuimos atendidos de mil amores por la eficaz María Eugenia.
Estamos delante de una referencia que conjunta las variedades tempranillo, garnacha, mazuelo y graciano, siendo la proporción mayoritaria la correspondiente a la primera de las mencionadas con un ochenta y cinco por ciento.
Vendimia manual, con posterior fermentación alcohólica en bodega que se prolonga durante diez días, sucediéndole una maloláctica que precede a un proceso de maduración en barricas de madera de roble francés y americano, concediendo un tiempo aproximado de dos años.
Clarificado natural antes del embotellado y afinado durante un año antes de su salida al mercado.
En copa parada exhibe una cromática apicotada intensa y oscura, con algunos reflejos violáceos, insinuantes púrpura, buena sensación estética en cuanto a color.
Nariz que promulga recuerdos de fruta roja y negra en sazón, con detalles que en segunda instancia envían evocaciones plenas de especiados dulces, bien integradas sin nublar la personalidad principal de la fruta, con tostados suaves y algunas notas lácticas menores, abriendo a continuación cierta profundidad balsámica que redondea la fragancia.
Boca golosa desde el arranque, con la traza de acidez bien definida, prolongada y ayudando a expresar la frescura del vino, con los taninos golosos y marcados, sugerente alcance del paladar con un punto de sutil amargor que se conjuga con la golosidad de la fruta aportando un vivo tono de propia personalidad.
Tiene la tradicional seña de la denominación pero diría que incluso añade un escalón más en la escalera que conduce a la gloria, enarbolando la bandera de los vinos que gozan de una decorosa personalidad diferenciadora.
Franco en su persistencia, con la fruta reflejando memorias de ciruelas y cerezas, con vainillas finas, guiño láctico breve y un rotundo descriptor balsámico que prolonga las sensaciones que aporta el vino, largo y sabroso.
Progresará mediando una guarda responsable en botella, aunque su presente es ya todo un éxito.
Buena edición de añada, lo califico como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario