domingo, 23 de agosto de 2015

Bodegas Marqués de Reinosa Viñestral Tinto Joven 2014.






Un clásico en mi blog. El vino tinto joven de la bodega cooperativa Marqués de Reinosa de la localidad riojana de Autol, acompañando una comida en el restaurante Oxford del mismo municipio, donde Vidal y su familia como siempre atienden al visitante con puntualidad y buena materia prima.
Añada 2014 para una conjunción varietal de tempranillo y garnacha, con las premisas de frescura y chispeante fruta que deben presidir un vino de este perfil, abriendo desde la copa una cromática apicotada violácea, séptimo color del espectro solar, deslizando en la proximidad aromática armadas fragancias de frutos rojos en sazón, algún guiño floral que recrea la segunda instancia, notas de golosura aromática que se muestran parlanchinas, fresón de mata y frambuesas, incorporando en la parte final del perfume algunos recuerdos balsámicos que aparecen en menor medida que el resto de los descriptores ya mencionados.
Boca jugosa, en el avance crepitante y divertida, lozanía por bandera, trago fácil y fluído, en su condición de vino joven de Rioja se extiende con franqueza, apuntalando sobre la personalidad de la tempranillo unos motivos golosos y dulzones que dirigen la atención a la garnacha.
En su capítulo retronasal deja sensaciones de fresas, cerezas y frambuesas, con ligeras notas de violetas y en el epílogo un redondeo de matiz balsámico, aquí algo más marcado que en la vía olfativa.
Juventud y lozanía para un vino que en esta añada 2014 califico entre recomendable y muy recomendable.
Conjugado con unas pochas y unas chuletillas de cordero del Restaurante Oxford, resultó un compañero ideal, un buen amigo que entre plato y plato, y durante la duración de cada uno de ellos, ensalza, motiva y desengrasa, con suavidad, equilibrio y esa simpática rusticidad fresca de este tipo de vinos.
La Rioja Oriental y su expresión. Viñestral y el Restaurante Oxford.
Dos excusas perfectas para comer en Autol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario