jueves, 13 de agosto de 2015

Bodegas González-Puras Crianza 2012.




Mi agradecimiento a los responsables de esta bodega de la denominación de origen Rioja por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura vitivinícola, mediante la entrega en mano de esta muestra de su vino tinto crianza en edición de añada 2012, al objeto de mi cata y análisis personal.
En primer lugar debo resaltar el cambio de imagen exterior de esta referencia de la bodega sanasensiana, facilitando una mayor limpieza de la etiqueta, más acorde a las exigencias estéticas actuales del mercado y buscando llegar con mayor eficacia al consumidor, que sin duda en alguno de los peldaños de la escalera de preferencias en la elección, tiende a valorar lo que ve en el envoltorio incluso antes de bucear en el contenido.
Negar la evidencia, guste más ó menos, sería obviar la realidad.
En fechas recientes publiqué en este mismo blog una entrada haciendo mención a mis juicios de valor sobre la edición de añada 2011 de este mismo vino tinto de Rioja en la categoría de crianza.
http://almavinocuatre.blogspot.com.es/2015/04/bodegas-gonzalez-puras-crianza-2011.html
Monovarietal de la casta tempranillo elaborado con frutos procedentes de viñedos de la propiedad, acreditando una maduración de doce meses en barricas de madera de roble francés y americano, dibujando en copa parada una cromática apicotada de buena intensidad con algunos reflejos púrpura, desliza en nariz recuerdos de fruta roja en sazón, atisbos especiados dulces, ebanistería y balsámicos en el fondo de la fragancia. Contemplo menor descripción láctica que en la añada anterior, inclinando la balanza más hacia guiños de madera fina, menos percusión en el perfume, pero más elegante y concediendo más protagonismo a la fruta madre. 
Boca golosa en la entrada, suavidad en el paso, con la traza de acidez en clave media alta, buen aporte de frescura, con la punta tánica golosa y fina, asomando una persistencia bien trazada con peso de la fruta que le da vida.
Retronasal que abunda en memorias de fruta roja madura, ciruelas y cerezas, con vainilla y retornos procedentes de la madera que le sirvió de continente en el proceso de maduración, ebanistería y un tímido apunte de tostados, desembocando en un epílogo en donde los recuerdos balsámicos y un crédito de sapidez potencian la longitud de la expresión.
Equilibrado y amable, buen representante de la Rioja vínica tradicional.
Lo califico en esta añada 2012 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario