domingo, 26 de julio de 2015

Luis Gurpegui Muga Eslabón Carménère 2011.



Vino de pago del grupo Luis Gurpegui Muga, con la sombra del Grupo Berceo, aunque cruzando el océano y llegando hasta la Finca Baronía de Peralillo en el chileno y vitivinícola Valle de Colchagua, monovarietal recurrente de la casta carménère que además y de un modo peculiar contemplado y anunciado por uno de los catadores presentes en la reunión deja claro que es un vino de origen y manufactura natural, a la europea, sin la práctica frecuente en suelo chileno del uso de virutas de roble tostadas durante la fermentación.
Con franqueza ni creo que todos los elaboradores chilenos hagan uso de la trampa delatada, ni considero que en Europa no exista ejemplos de ellos, siempre ocultos, pero tal vez más presentes de lo deseado, aunque se consideren prohibidos.
En todo caso el anuncio de la etiqueta de este Eslabón es de agradecer para evitar maledicencias y posibles infundios.
Calidad precio en un vino que presenta notas varietales en su capacidad descriptora, con un color apicotado limpio y brillante, con reflejos púrpura, deslizando en nariz sensaciones de fruta negra en sazón, algunos apuntes vegetales y herbáceos si bien comedidos muy en segunda instancia, dejando que sea la fruta quien exprese su carga aromática. Tiene algunos destellos balsámicos y una cierta nota débil que me ha reflejado evocaciones de tiza.
La boca es amplia, con la fruta imperante, acidez que se despliega con rachas de frescura, taninos golosos y algo marcados, dejando una seña de persistencia de notable intensidad.
Retronasal que habla de moras y ciruelas oscuras, con secuencias posteriores de flores violetas, balsámicos y una punta especiada debilitada que redondea el conjunto y que en la fase olfativa no aparece tan marcada.
Lo califico en esta añada 2011 como recomendable.
Un ligero, amable y equilibrado ejemplo de monovarietal de la carménère.

No hay comentarios:

Publicar un comentario