lunes, 13 de julio de 2015

Hacienda Villarta Besanas Blanco 2014.



Mi agradecimiento a los responsables de esta bodega mentridana por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura vitivinícola, mediante el envío de varias muestras de sus principales referencias.
El Besanas blanco de Villarta en edición de añada 2014 es un vino elaborado con una conjunción varietal de chardonnay y sauvignon blanc, frutos procedentes de vendimia temprana en cepas asentadas en los suelos de Finca Villarta. El término besanas, me encanta; rinde homenaje al mundo agrario, ya que en sus dos acepciones posibles habla de tierra, de campo, de labranza y cultivo.
En efecto, el primer surco que se abre en la tierra cuando empieza el arado de un terreno y la propia labor de arado en surcos paralelos se denomina de ese modo, de la misma forma que se anuncia la etiqueta que viste a este vino blanco.
En copa parada muestra un color amarillo intenso con buen brillo y reflejos pajizos dorados, desliza en nariz sensaciones de fruta cítrica y tropical, con un segundo punto de escena marcado por recuerdos florales y herbáceos ligeros, insinuando al final una memoria balsámica de menor intención.
Boca suave en la entrada, con sentido de envolvencia y frescura en el avance, aportando buenas señas frutales en el alcance del paladar y sugiriendo en el retorno retronasal memorias de limón, ciruelas claudia, pera y piña, con guiño de jazmín y rosas blancas, y manteniendo hasta el final una buena tensión vínica.
Amable y bien planteado, lo califico en esta añada 2014 como recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario