jueves, 2 de julio de 2015

Bodegas Rafael Palacios As Sortes 2014.



Catar los vinos de Rafael Palacios es sinónimo de comprobar los motivos por los que la denominación de origen Valdeorras cuenta con uno de esos personajes que yo suelo definir como hombres y mujeres de vino, gentes que cuando hablas con ellas transmiten algo más que una simple colección de detalles de elaboración, comunican pasión por la vitivinicultura y los frutos de esta.
Coincidí con Rafael en el salón El Alma de los Vinos Unicos, y como bien señaló mi acompañante en esta apabullante experiencia burgalesa, desde detrás de la mesa de cata, incluso en presencia y organización personal, Palacios ya demuestra saber estar, disposición de cara a sus visitantes y muy buen orden. El As Sortes en edición de añada 2014 apareció en botella formato muestra y en un decantador contiguo, y debo indicar que me pareció sin duda uno de los tres vinos blancos más satisfactorios del salón que tan eficientemente organiza Paco Berciano.
La godello del Valle del Bibei, con once hectáreas y media de viñedo en propiedad, matizando la vinificación con fermentación y maduración en barricas de quinientos litros de madera de roble francés, la crianza durante ocho meses en contacto con sus propias lías.
En copa parada exhibe una cromática amarilla pajiza con buenos reflejos dorados y estética brillante, nariz que desprende recuerdos de fruta cítrica y tropical, abundando en segunda instancia en algunos tonos florales no demasiado marcados y un guiño balsámico, también menor.
No aparecen de momento matices procedentes de la madera, aunque habida cuenta de que se trata de una muestra de añada en avance, comprendo que con más tiempo los descriptores se amplificarán y estabilizarán.
Sabroso en el arranque en boca, con una buena punta de acidez, refrescante y untuoso, aqui sí que aparecen señas cremosas, lácticas, con equilibrio y buena envolvencia.
Cierto deslizamiento graso en paladar, con una franca seña de persistencia.
Retronasal que apunta recuerdos de limón, piña y lichis, con un nudo de pera de agua y ciruelas claudia, un tono floral no muy marcado y un final en donde algunos matices salinos se alinean con un perfil balsámico.
Lo califico en avance entre muy recomendable y más que muy recomendable. Podrá ganar más enteros con más tiempo de progresión en botella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario