martes, 7 de julio de 2015

Bernaví MMXI 2011.



Mi agradecimiento a Marco y Gino Bernava, así como a Ruth Fullat, por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura vitivinícola, mediante el envío de varias muestras de sus principales referencias, siendo este MMXI en edición de añada 2011 la última de todas ellas que caté y que hoy me dispongo a comentar en esta entrada del blog.
Fusión varietal de las castas cariñena, garnacha tinta, cabernet sauvignon y merlot, con maduración acreditada de veinticuatro meses en foudres de roble de tres mil litros.
Copa parada que muestra un color apicotado de buena intensidad con algunos reflejos púrpura, manifestando en su proximidad olfativa recuerdos de fruta roja en sazón, con segunda instancia que otorga un rol principal a matices especiados dulces, tostados y memorias silvestres bien definidas, matorral y alguna seña balsámica.
Arranque en boca que prende la mecha de una sugerente viveza, prolonga bien la traza de acidez, refleja frescura y un avance dotado de buena intensidad, equilibrio y sustancia frutal.
Taninos golosos y pulidos, con franca seña de persistencia, que abre una retronasal en donde imperan las evocaciones de cerezas y ciruelas, con punta de grosella, una nota de vainilla y tostados que desembocan en recuerdos francos balsámicos, minerales y silvestres.
Lo califico en esta añada 2011 entre recomendable y muy recomendable.
Vino con personalidad propia, amable y prolongado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario