domingo, 14 de junio de 2015

Equipo Navazos Navazos Niepoort Vino Blanco 2012.



Vino catado y degustado a ciegas por un buen grupo de amigos durante una comida celebrada en Bodegas Muga, en fechas recientes.
Monovarietal de la casta palomino fino, elaborado por los responsables del Equipo Navazos en coordinación con el enólogo y bodeguero portugués Dirk Niepoort, utilizando frutos vendimiados en una parcela que acredita suelos de albariza, esa legendaria tierra blanquilla que se compacta creando pedruscos y logrando que la lluvia escasa de la zona del Marco de Jerez se mantenga en el subsuelo a varios metros de profundidad de modo más ó menos permanente.
Vino blanco natural que surge tras un proceso de fermentación en bota, con levaduras autóctonas y con crianza bajo el velo de flor durante un periodo de ocho meses mediando graduación natural, con la influencia de otro aporte de levaduras, que comienzan su indulgente actividad justo cuando la última nota de azúcar del mosto finaliza su fermentación. No tiene añadido de aguardiente.
En copa parada muestra una cromática amarillo dorado viejo, con sensaciones en su cercanía aromática que dejan recuerdos de jerezana generosidad, con memorias de fragancia que traen notas de fruta blanca de hueso, débil seña cítrica, frutos secos, algunas flores blancas y amarillas, buen guiño final de salinidad, como una suave brisa procedente del mar.
En una segunda aproximación surgen complementarios apuntes de yeso y matorral.
La boca afronta un arranque profundo, con la noble oxidación aportando una notable personalidad, amargor y salinidad reunidas en un abrazo que se recrea en el avance, buena persistencia, con una prolongación inmensa, deja su rastro con emoción, apuntalando una condición que hace de él un vino emotivo.
Por su condición es evidente que no es un vino que encandile a cualquiera, sólo a los que, como quien esto escribe; sentimos una especial predilección por el Marco de Jerez y sus generosos.
La retronasal marca evocaciones de confitura de limón, avellana y nuez, regresa la nota olfativa de yeso, con segunda instancia de flores blancas y amarillas, arbustos, balsámicos, anisados y un fondo de salinidad que cubre el amargor y que relanza su expresión.
Lo califico en esta añada 2012 como muy recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario