lunes, 29 de junio de 2015

Bodegas Hermanos Peciña Chobeo de Peciña Blanco Fermentado en Barrica 2011.




Mi gratitud a los responsables de esta bodega riojana por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura vitivinícola mediante el envío de varias muestras de sus referencias principales. Habiendo publicado ya en el pasado algunas de mis impresiones referidas a otros vinos de esta bodega, hoy le toca el turno a este vino blanco fermentado en barrica en edición de añada 2011. Chobeo de Peciña es un monovarietal de la casta viura, elaborado con frutos procedentes de la finca Iscorta, con una antiguedad media de más de cincuenta años.
Vendimia manual, con mesa de selección en el instante de llegada de la uva a bodega. Posterior prensado suave obteniendo el mosto que se deposita en barricas de madera nueva de roble americano, continentes donde realizará durante un periodo de un mes la fermentación alcohólica, con battonages diarios. Tras un trasiego, permanece dos meses más en las mismas barricas antes de proceder con su embotellado.
En copa parada ofrece un color amarillo pajizo con reflejos dorados, mostrando en su cercanía olfativa rcuerdos de piña y manzana verde, que se esconden al principio detrás de una cortina de guiños descriptivos procedentes de la influencia de la madera, si bien con una conveniente aireación, comienzan a brotar más intensos, acompañados de algún tono de ciruelas claudia maduras y membrillo. Perímetro aromático que deja evocaciones balsámicas junto con ahumados ligeros y tostados.
La boca arranca con buena jugosidad desembocando en tonalidades lácticas, untuosidad en el avance, aportando, tened en cuenta que es una añada 2011 que ha estado guardada de modo responsable hasta el presente; un punto de sugerentes recuerdos oxidativos, nada que resulte incómodo, antes bien aporta al vino una personalidad gallarda e importante.
Paladar que retoza con esta viura y que descubre una huella de salinidad en el fondo de armario de sus descriptores. Buena persistencia, marca en la retronasal evocaciones de fruta blanca y tropical, con una afectiva nota de cremosidad y frutos secos, deslizando hacia el final de la cata una memoria balsámica y mineral muy expresiva.
Lo califico en esta añada 2011 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario