miércoles, 24 de junio de 2015

Bodegas Dunviro Crianza 2011.



Mi gratitud a los responsables de esta bodega cooperativa localizada en el término municipal riojano de Calahorra por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura vitivinícola, mediando el envío de varias muestras de sus principales referencias, algunas de las cuales ya caté y publiqué en este blog en fechas precedentes.
Hoy le toca el turno a este vino tinto crianza en su edición de añada 2011, una conjunción varietal de las castas tempranillo y graciano, con acreditada maduración de un año en barricas de madera de roble americano.
Un vino fácil de beber, con un color apicotado que presenta reflejos púrpura, anunciando en nariz recuerdos de fruta roja en sazón, con lácticos y balsámicos, apuntando algunos tostados suaves y un punto final que devuelve los tonos frutales en todo su esplendor.
La boca arranca con profundidad, tiene la traza de acidez bien delineada, amable en el avance, puntos de frescura, con algunas sensaciones secantes que van cediendo a medida que el vino adelanta el paladar. Franca persistencia, con la retronasal armada en clave de evocaciones de cerezas y ciruelas, un punto floral rojo no descrito en nariz, dejando en el epílogo memorias tostadas y ligeros balsámicos. Sapidez final de media intensidad.
Lo califico en esta añada 2011 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario